Diario de (una) pandemia

“La felicidad no es el único don que nos da la vida” -dijiste / vacía por tanta pérdida / La felicidad no es el único… / Susurro, frente a las piras que no se sacian de cadáveres
en el año mil trescientos y tantos.
En el año dos mil y otros tantos 
diría lo mismo frente a los plásticos protuberantes  / …querría decir.
En la barriga de la pulga duerme la fatalidad diminuta.

¡El teatro no es tenis! O los peligros de la tentación de lo virtual

« Estando reunido el pueblo romano en el teatro para celebrar los juegos de Apolo, se anuncia un ataque de Aníbal, quien estaría a las puertas de Roma; el teatro se vacía, los hombres toman sus armas y corren a contener al enemigo. Los juegos habían sido interrumpidos; una grave falta religiosa. De pronto, en la mitad del circus, se ve a un anciano, ya muy entrado en años para combatir, quien había seguido bailando al son de la flauta; los juegos no habían sido interrumpidos. De allí la fórmula que se ha hecho proverbial, “nos hemos salvado, un viejo está bailando.” »

Fragilidad

Una fragilidad que se expone y que al hacerlo se atenúa. “Dire, pour l’atténuer, la fragilité de la vie”. « Decir, para atenuarla, la fragilidad de la vida ». Un decir encarnado por miles de cuerpos en las calles de Colombia, decir que se reconoce en otras voces como compartido: si algo nos une, esta fragilidad que hoy denuncia que la injusticia ha franqueado un límite que no era posible franquear sin desatar este ardor. Los testimonios de otros tiempos agitan los fueron internos y se oyen tan cerca unas voces, tan dentro, que parece que los muertos por zarpazo violento, por abandono impasible, por el hábito de “la historia” en su repartición de roles, se entremezclaran con los vivos. 

Si Shakespeare avait été une femme…

Si Shakespeare avait été une femme, aurait-t-elle écrit avec hâte, pour suivre l’allure de sa pensée, les beaux ïambes parfaitement enchaînés? Aurait-t-elle déclamé ces lignes devant un public assoiffé de mots et de gestes? Mais si les femmes ne pouvaient pas jouer au théâtre! Elles ne pouvaient même pas écrire!  Attends un peu. Il neLire la suite « Si Shakespeare avait été une femme… »

“Tuer Platon”

Vous vous demanderez, monsieur, comment je réaliserai mon désir de tuer Platon grâce à votre consigne. Je vais tout vous expliquer.  L’homme en question, monsieur Platon, a écrit que c’est grâce à l’acuité de la perception visuelle que nous pouvons connaître la beauté elle-même à travers la vision d’un beau corps. L’âme qui tend auLire la suite « “Tuer Platon” »

Ariane Mnouchkine sobre las vacunas: Ministros, ¿todavía no están listos?

¿Realmente creen que pueden salir de nuevo con el cuentico de marzo en contra de los tapabocas? ¿No? Entonces, hagan su trabajo, dejen de hablar paja. Cumplan con su deber. Organicen esta campaña de vacunación como se debe

La industrialización de la mente, por Hans Magnus Enzensberger

« A todos nosotros, no importa cuan indecisos seamos, nos gusta pensar que somos soberanos supremos en nuestras propias conciencias, que somos dueños y señores de lo que nuestras mentes aceptan o rechazan […] aunque esta fortaleza imaginaria podría haber sido tomada hace mucho tiempo por un ingenioso enemigo ».